30 de mayo de 2010

Sobre la conferencia


Esta entrada no es tanto histórica como personal, pero me apetecía ponerla aquí porque habla de cómo una vez más, me siento orgullosa de estar en la carrera de Historia, qué digo, de ser historiadora y arqueóloga. Y no es para menos.

Como os comenté, los pasados 27 y 28 de Mayo se celebró en mi facultad el seminario de “La Antigüedad en la novela histórica y el cómic”, y como también os comenté, un profesor, a quien estaré eternamente agradecida, me brindó la oportunidad de participar como ponente y dar la que sería mi primera conferencia. La idea me abrumaba y me daba pavor, pero no soy tonta, es una oportunidad posiblemente única en la vida y no pensaba desaprovecharla. Reconozco que en los días previos vino a mí el clásico pensamiento de “¿por qué coño me meto yo en estas cosas?”, pero tampoco me callaré que me hacía una gran ilusión.

Y el resultado, permitidme que me eche flores… fue muchísimo mejor de lo esperado. Lo que esperaba era ponerme muy nerviosa, trabarme, equivocarme, etc. etc. Pues no se cómo, no me lo preguntéis, pero todo fue sobre ruedas. Al final las palabras fluyeron y no tuve prácticamente en ningún momento que echar mano del guión. La gente estaba atenta y pendiente, profesores incluidos (y eso que me tocó después del que posiblemente es uno de los mejores profesores de la facultad, el egiptólogo José Miguel Serrano y que el aula estaba bastante llena, y con bastante llena me refiero a más de cien personas…). No me quedé corta con la presentación ni tampoco me fui de hora y al final la gente aplaudió bastante (supongo que también porque soy estudiante). Que decir, la verdad es que aún no me lo creo.

Me estoy echando flores, lo se, pero es que llevo en una nube desde el jueves. Ha sido una experiencia increíble que de seguro perdurará en mi memoria largo tiempo y espero que vengan muchas parecidas. Desde aquí, infinitas gracias a esos profesores que nos dan oportunidades así, gracias a todos los que se acercaron a decirme que la charla les había gustado, y sobre todo, gracias a mis compañeros, amigos y demás gente que no sólo vino a verme y a apoyarme, sino que me estuvo dando ánimos todo el tiempo previo que estuve tan esquiva y ensimismada.

Ahora vienen los exámenes, y después a excavar a Cova Gran, en Lleida. ¡Veremos que pasa!

4 comentarios:

Cayetano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cayetano dijo...

Pues enhorabuena. Estas cosas hacen aumentar la autoconfianza y la autoestima. Sirven de buen rodaje para otros momentos similares, oposiciones, etc.
Un saludo.

Negrevernis dijo...

¡Enhorabuena! En este mundillo de la Historia hay que ir abriéndose muuuucho paso ;-)

Un abrazo.

teresa dijo...

¡ENHORABUENA! ¿asistieron tus padres? Si lo hicieron habrá que oir al "doctor" estará exhultante con su niña.
Suerte con los exámenes, aunque no creo que la necesites, eres lo suficientemente buena por ti misma
Un beso desde Coria

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails