14 de febrero de 2010

Origen de la Fiesta de San Valentín



Lo confieso, soy poco dada a celebrar la fecha del 14 de Febrero, y de hecho una prueba fue mi entrada del año pasado, en la que intenté alejar todo romanticismo del día de San Valentín. Pero la Historia es la Historia y todas merecen contarse y conocerse, por eso hoy os dejo un poquito del origen de esta festividad. ¡Felicidades a los enamorados, por cierto!

Como en muchas efemérides, no se sabe bien cual fue el origen, algunos creen que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma se realizaba la adoración al dios Eros (Cupido en latín). En esta celebración se pedían los favores del dios a través de ofrendas para conseguir así encontrar a la pareja ideal. Por otro lado, también hace algunos siglos, fue tradicional en Inglaterra la "fiesta de los valentinus", donde se elegían a hombres y a mujeres para que formaran pareja.
Otras fuentes centran el origen de la historia de San Valentín en la Roma del siglo III, época en la que el cristianismo era perseguido. En este periodo el matrimonio de los soldados estaba prohibido, ya que se creía que los hombres solteros rendían más en el campo de batalla que los hombres casados, porque no estaban emocionalmente ligados a sus familias. Es en estas circunstancias cuando surge la figura de San Valentín, un sacerdote cristiano que ante tal injusticia decide casar a las parejas bajo el ritual cristiano a escondidas de los ojos romanos.
Valentín adquiere por proteger a los enamorados y auspiciar bodas secretas gran prestigio en toda la ciudad y es llamado por el emperador Claudio. El sacerdote aprovecha aquella visita para hacer propaganda de la religión cristiana y convencer al emperador para que siga los pasos de Jesús. Aunque en un principio Claudio II se sintió atraído por aquella la nueva religión, más tarde cambió de opinión y ordenó al gobernador de Roma que procesara al sacerdote, hecho que ocurrió un 14 de Febrero.
La historia de San Valentín hubiera quedado ahí si no fuera porque dos siglos más tarde la Iglesia católica la recuperó. Por aquel entonces era tradición entre los adolescentes practicar una curiosa fiesta pagana derivada de los ritos en honor del dios Lupercus, dios de la fertilidad que se celebraba el día 15 de febrero. Era un sorteo mediante el cual cada chico escogía el nombre de una joven que se convertiría en su compañera de diversión durante un año. La Santa Sede quiso acabar con esta celebración pagana y canonizó a San Valentín como patrón de los enamorados.
El cuerpo de San Valentín se conserva actualmente en la Basílica de su mismo nombre que está situada en la ciudad italiana de Terni.


PD: Como mal que me pese, soy una romántica empedernida, os dejo con un poema del Romanticismo (y de mi poeta favorito, que cumple años dentro de tres días).

Rimas y Leyendas, Gustavo Adolfo Bécquer - Rima XXIX

Sobre la falda tenía

el libro abierto,

en mi mejilla tocaban
sus rizos negros:
no veíamos las letras
ninguno, creo,
mas guardábamos entrambos
hondo silencio.

¿Cuánto duró? Ni aún entonces
pude saberlo.
Sólo sé que no se oía
más que el aliento,
que apresurado escapaba
del labio seco.
Sólo sé que nos volvimos
los dos a un tiempo
y nuestros ojos se hallaron
y sonó un beso.


Creación de Dante era el libro,
era su Infierno.
Cuando a él bajamos los ojos
yo dije trémulo:
¿Comprendes ya que un poema
cabe en un verso?
Y ella respondió encendida:
¡Ya lo comprendo!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails